Este pasado 1 de febrero dábamos la bienvenida a un nuevo mes y pudimos asistir a la multitudinaria despedida de la Liga Nacional de Fútbol Americana, la final de la NFL,la Super Bowl. Toda la liga ha sido retransmitida en abierto a nivel nacional por la cadena pública NBC. Como podéis imaginar los índices de audiencia han sido históricos un año más, incluso este año sin apagón, 1 de cada 3 estadounidenses se reunió junto al televisor para ver la esperada final de la Liga, traducido en cifras a 114 millones y medio de espectadores.

Una audiencia tan alta se traduce en una inversión publicitaria millonaria, alcanzando los 100.000 dólares de media por cada pieza publicitaria emitida, llegando en algunos casos, dependiendo de la duración y momento exacto de emisión a millones invertidos por campaña. Esto se debe a las llamadas grandes audiencias simultaneas que coinciden, en la mayoría de los casos, con eventos deportivos clave.

En España vivimos el mismo efecto con los llamados «clásicos» del fútbol, y las finales de las grandes competiciones del fútbol, llegando a acumular algunos años hasta 8 encuentros clave para la publicidad y la audiencia, asegurando campañas de éxito a los anunciantes. Este tipo de eventos tienen que formar parte de la estrategia de los anunciantes.

Ahora bien, la rentabilidad de las campañas no reside únicamente en el visionado de la pieza publicitaria. Los efectos no suelen ser inmediatos, sobre todo en el caso de productos de largo consumo. En este caso entra en juego la parte online en la que la gente busca información, y además se convierte en una herramienta de refuerzo a las campañas por un coste mínimo. Un ejemplo muy sonado fue hace un año, durante el apagón de la Super Bowl Oreo, la marca de galletas americana, sacó en tan solo unos minutos una campaña gráfica con el siguiente claim «you can still dunk in the dark», que significa «aún puedes mojar en la oscuridad», generando una viralidad récord tras aprovechar un momento para ser espontáneos.

Aunque los anunciantes tienen una alta probabilidad de convertir sus campañas en exitosas invirtiendo en momentos de tan alto ranking de audiencia, deben dejar bien establecidos sus puntos fuertes y explotarlos tras una inversión económica de este tipo. En MisterBox hemos seleccionado las que nos han parecido más interesantes.

4 campañas de éxito de la Super Bowl: controvertidas e ingeniosas

Fiat  “Blue Pill”

 

Fiat se gana a través del humor a la audiencia. No es una idea nueva, es el resultado de dos conceptos recurrentes, el atractivo sexual y la conducción específica de un tipo de coche, pero dado la vuelta, llegando a sorprender.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=YAcLViTHDOo

 

Doritos  “Middle Seat”

 

La marca de snacks siempre está presente en la Super Bowl. En esta campaña Doritos lo borda. El humor siempre es un recurso imprescindible para una campaña de éxito. Además productos como dips, patatas fritas de consumo inmediato son una inversión muy efectiva en eventos deportivos.

 

Nationwide  «Make safe Happen»

 

Con el slogan «En Nationwide, creemos en proteger lo que más importa, tus hijos.» la organización apela a las emociones de una forma sórdida, incluso deprimente, sobre todo si estás eufórico esperando disfrutar de la victoria de tu equipo. De todas formas es un momento marcado para que los mayores se den cuenta de la responsabilidad que asumen al cuidar de los pequeños. Por si acaso alguno ha dejado al niño bañándose mientras empieza el partido.

https://www.youtube.com/watch?v=TRVslkan08U

 

Coca-Cola  “Make It Happy”

 

Como siempre Coca- Cola apuesta por la felicidad. Es un anuncio realmente emocionante. Coca- Cola convierte la vida en algo mejor. Como siempre a través de un mensaje muy simple. Año tras año continúa siendo «la chispa de la vida».

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ibgvkXm9Qkc

 

Si quieres disfrutar de otras campañas publicitarias que han sorprendido durante el pasado año tenemos la recopilación perfecta en nuestro post: Spots publicitarios sorprendentes del 2014. Como siempre siguiendo uno de nuestros criterios principales: una buena y admirable estrategia adaptada.